Última Hora

El Gobierno de la República anunció, este viernes, una estrategia para atender integralmente a la población adulta mayor durante la pandemia de COVID-19.

Las medidas dadas a conocer pretenden evitar “la soledad, el abandono, el contagio y la muerte”, según Juan Luis Bermúdez, Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social.

913.509 personas mayores de 60 años recibirán acompañamiento telefónico. Por medio de la línea 1322, el Colegio de Psicólogos responde consultas para cuidar la salud mental de una población vulnerable a la enfermedad.

Este seguimiento a distancia también es apoyado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

“Las personas designadas por el EBAIS hacen una ronda de llamadas a las personas adultas mayores de todo el país, priorizadas según riesgo, con el fin de conocer el estado de situación sobre su salud y necesidades básicas”, establece el plan.

Luego de determinar la situación socioeconómica y de salud de cada persona, se ponen en marcha otras medidas:

  • ​Entrega de medicamentos a domicilio. 
  • El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) suple necesidades básicas mediante el subsidio de emergencias. 
  • La Comisión Nacional de Emergencias (CNE), con apoyo de las municipalidades, lleva alimento a las personas más vulnerables. 

Las autoridades reciben datos del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (CONAPAM). 

"A los mayores de 80 años que viven solos se les dará un seguimiento estricto. Si no logramos localizarlos, pediremos ayuda a las fuerzas de la comunidad", aseguró Bermúdez.