Última Hora

Parece insólito, pero se reportan gran cantidad de casos de ciudadanos que llaman al Cuerpo de Bomberos o al 9-1-1 porque tenían emergencias con un hormiguero, un sapo, arañas en el cielorraso o gusanos dentro de sus casas.

Hay casos de casos, pero algunos sorprenden, ya que suponen el desplazamiento de personal y equipo para atender una situación que no representa un peligro real para los afectados.

“Debemos atender siempre el llamado de la población, muchas veces para ellos representa una emergencia, esto se debe a que desconocen del tipo de animal o insecto, sería bueno que muchas veces se informen y si notan que no hay amenaza busquen alguien de confianza antes de llamar a emergencias”, relató Alexander Núñez, bombero.

Ante situaciones de este tipo, el Cuerpo de Bomberos acude al llamado y ofrece la ayuda, sin embargo, en muchas oportunidades estos problemas se pueden resolver solicitando el apoyo de vecinos o familiares.

Atender estas emergencias genera altos costos al cuerpo de bomberos.

“Normalmente las unidades acuden con mínimo cuatro bomberos de los cuales podrían estar disponibles para una emergencia siguiente”, agregó el experto.

Se le pide a la población en general ser muy responsables a la hora de solicitar ayuda a los cuerpos de rescate.

Youtube Teletica