Última Hora

Nacional

Perezosos se encuentran en peligro en la Zona Norte al ser utilizados como atracción turística

Los perezosos son una atracción para los turistas, por eso muchas personas los sacan de su hábitat para lucrar con ellos y esto podría afectarles su salud, al punto de causarles la muerte

Los folívoros o filófagos, más conocidos como perezosos, son mamíferos placentarios comunes de la región del trópico del continente americano, comen aproximadamente 30 de hojas por día y defecan una vez a la semana.

En Costa Rica, gracias a su basta vegetación a lo largo y ancho del territorio nacional, se pueden encontrar en varias partes del país y el Ecocentro Danaus -en La Fortuna de San Carlos- alberga entre 20 y 25 de estos animales.

Esto es porque en esta zona es muy común que las personas los capturen para utilizarlos como atractivo turístico para los extranjeros que vienen al país, sacándolos de su ambiente y colocándolos en sitios que no son aptos para ellos.

En el caso de los perezosos, en el Ecocentro Danaus velan porque estos mamíferos no sean capturados para exhibirlos a los turistas y que estos se mantengan en la naturaleza, tal y como lo explicó Elías Peña, guía naturalista de esta reserva ecológica.

“Lo que pasa con los perezosos es que, al ser un atractivo muy fuerte para el norteamericano, la gente los extrae y los traen a su propiedad entonces, entre más posibilidades tenga yo de mostrarle a un turista un perezoso, pues más negocio me genera”, explicó Peña.​​El experto indicó que al sacar a los animales de su entorno se puede afectar su salud y ponerlos en riesgo ante los depredadores.

“El problema es que los estás extrayendo de un sitio y lo estás poniendo en otro, entonces pones todos en masa, si hablamos de un animal tan lento como un perezoso, supongamos cinco perezosos en un mismo punto, entonces un depredador que llegue hace fiesta ¿por qué usted siempre ve casi solo uno? para evitar el tema de lo que es depredación", comentó Peña.

El guía también relató sobre cómo reaccionan los perezosos al ser capturados.

"Acá hemos notado que cuando se captura a un perezoso, se defeca, se orina, y es tanta la presión circulatoria que hasta lloran. Ese estrés puede llevar fácilmente a una enfermedad o también a que el animal mismo se deshidrate del todo y fallezca”, mencionó Peña.

Otro problema que enfrentan estos animales es la fragmentación de su hábitat por la construcción de carreteras. Al no contar con árboles para moverse muchas veces se quedan en el mismo sitio o fallecen al ser atropellados al tratar de cruzar las calles. 

“Son vulnerables a la fragmentación del bosque, si fragmentamos el bosque, cortamos su hábitat -que es lo que se menciona cuando hacemos carreteras en medio del bosque- estás fragmentando el área y ellos se movilizan únicamente por árboles. Entonces si cortamos los árboles, si fragmentamos el bosque, eventualmente este perezoso se va a mantener solamente acá y en algunos casos, lamentablemente, descienden también para cruzar las carreteras y es ahí donde se dan atropellos”, dijo el experto.

Cabe destacar que ya en varios sitios del país se han creado puentes aéreos y túneles para que los animales crucen las carreteras y eviten el peligro de morir en el intento.

Depredadores

En el caso de los perezosos, Peña explica que, al ser un animal tan lento, la gama de depredadores es muy amplia, entre los que se pueden encontrar el jaguar, ocelote, manigordo, caucel, águila negra y el águila arpía.

Es por esta razón que éste mamífero ha tenido que adaptarse para sobrevivir; entre los principales cambios está el que no tienen una época de reproducción fija, además la hormona de la feromona se encuentra ausente en ellos para que los depredadores no los ubiquen por el olor y también a la hora de realizar sus necesidades fisiológicas debieron de realizar cambios importantes.

“La parte de la feromona, que es como se logran ubicar entre especies animales, está ausente para que los mismos depredadores tampoco lo ubiquen mediante el aroma de la parte reproductiva. Ellos tuvieron que hacer un ajuste tanto como aroma, como visualmente, ya que un animal tan lento no podría estar así a la deriva expuesto a lo que viniera.

Mucha gente se pregunta por qué el perezoso baja a defecar, la gente dice, ‘es para fertilizar el árbol’, en cierta forma es cierto, pero también lo que hace antes de defecar, en el caso del de tres dedos, hace un agujero, defecan y lo entierran, entonces a la hora de enterrar sus heces ellos están ocultando su aroma; es una forma de mantenerse invisible ante el sentido del olfato de animales con un olfato tan desarrollado como los felinos”, explicó el guía naturalista.

Finalmente, Peña explica que la mejor forma de cuidar a estos animales es hacer consciencia y no sacarlos de su hábitat natural.

“Tanto lo que son puentes como lo que son túneles eso ayuda, pero también ayuda más lo que estamos haciendo ahorita, conversando acerca del tema, haciendo consciencia de qué manera podemos ayudar”, culminó.

Lea también: