Última Hora

Con mucha alegría, una pareja de payasos anuncia su llegada en cada barrio de Juan Viñas.

Ellos tienen 11 años de dedicarse a esta noble labor, pero con la pandemia sus ingresos se vinieron al suelo.

Es por eso que desde hace varias semanas van de puerta en puerta a ofrecer sus dulces.

Utilizan un carrito para transportar el circo del dulce de ‘Chispatín’ a cada una de las comunidades. Venden algodones de azúcar y palomitas de maíz.

Además de llevar el sustento a su hogar, estos payasos salen con la ilusión de llevar alegría en medio de la crisis que afronta el país.

El gremio de payasos se ha visto severamente golpeado por la pandemia, pues la suspensión de fiestas y eventos masivos los dejó sin trabajo.

Es por eso que desde ya se organizan para crear la primera asociación de payasos del país, debido a que actualmente no tienen una representación que les dé voz a sus problemas y necesidades.