Última Hora

Los supuestos casos de maltrato contra los menores en un albergue del PANI en Cartago, al parecer, se venían dando desde años atrás.

Las “tías” sospechosas de agredir, castigar y dejar sin comer a los niños ya habían sido investigadas en el pasado.

Según corroboró la nueva presidenta de la institución, Gladys Jiménez, a las funcionarias ya se les había abierto un expediente en el pasado.

Tras la consulta de Telenoticias sobre el manejo que se le dio a este caso, la jerarca explicó que no se podría reabrir la denuncia.

La alerta de la Defensoría de los Habitantes sobre estas supuestas agresiones a finales del mes anterior, permitió que las funcionarias de apellidos López Castillo fueran separadas de su cargo. Mientras que el juzgado penal de Cartago les prohibió acercarse al albergue y a las víctimas.

El PANI por su parte abrió una investigación administrativa.

La Defensoría de los Habitantes seguirá haciendo visitas sorpresas en los albergues del PANI.