Última Hora

La atención de la pandemia del COVID-19 le costó al Gobierno durante el 2020 entre ₡1,65 y ₡2,14 billones, según estimaciones de la Contraloría General de la República.

El cálculo se construye a partir de los gastos adicionales y los ingresos dejados de percibir por 78 instituciones públicas.

Por esa misma razón el resultado es catalogado como “conservador” por el ente contralor, pues no reúne los resultados de todas las instituciones.

“Esta cifra es elevada y preocupante. En primera instancia, porque representa un profundo deterioro fiscal de unas finanzas públicas que desde antes se encontraban lejos de una posición de equilibrio; en segundo lugar, porque es claro que el costo de la pandemia trasciende por completo el periodo presupuestario”, cita el informe.

“En consecuencia, el garantizar la continuidad de los servicios ya no debe analizarse como un acto puntual según la evolución de la pandemia, sino que desde ya se deben cimentar las bases para minimizar el impacto de las siguientes olas y de futuros eventos”, añade.

Las cifras propuestas se componen de gastos adicionales por el orden de los ₡527.586 millones y un rango de pérdidas en ingresos entre ₡1,1 y ₡1,6 billones, las cuales incluyen disminuciones en los ingresos tributarios del Gobierno Central por aproximadamente ¢749.040 millones.

Con respecto a la producción, el costo inicial estimado está en un intervalo entre 4,59% y 5,94% del PIB.

“Para dar una noción de magnitud, este costo es superior a todo el gasto en inversión pública realizado en 2019, que ascendió a 4,0% del PIB; también es superior al gasto en pensiones que realizó la CCSS en 2020, el cual alcanzó el 4,5% del PIB”, ejemplificó la Contraloría.

“Aunque esta estimación es tan solo el primer acercamiento, ciertamente provee información relevante para dimensionar el impacto que la pandemia ha tenido -y tendrá- sobre la Hacienda Pública, los servicios públicos y cómo debe adaptarse la institucionalidad del país y quienes la conforman para procurar una Hacienda Pública cada vez más resiliente”, añadió.