Última Hora

Costa Rica entra este domingo a su quinto día de crisis, generada por decenas de bloqueos en varios puntos del país y violentos enfrentamientos en algunos de ellos, protagonizados por policías y manifestantes.

Los hechos más recientes se dieron la noche del sábado madrugada del domingo en lugares como Caldera y Guácimo, sitios donde se hubo lanzamientos de gases, piedras, golpeados y un incremento de tensión que parece no disiparse, pues no hay una luz clara que anuncia el inicio de negociaciones.

Según informó la Fuerza Pública, además de estos dos lugares también se intervino Aguas Zarcas, Río Claro (Puente sobre el río Lagarto), Paso Canoas y Limón.

En el caso de Guácimo se logró decomisar la maquinaria que horas antes fue utilizada para la agredir a varios oficiales.

En el sector de Caldera en Puntarenas se decomiso estaños y recipientes con material inflamable, además se atendió el incendio de un vehículo de la Policía de Tránsito.

En total se reportaron 15 policías golpeados. Imágenes transmitidas por varios medios locales dan cuenta de manifestantes que sufrieron por el lanzamiento de gases lacrimógenos.

El gobierno adelantó, hace dos semanas, un plan que ofrecería al Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de crédito. Dicho plan incluye, entre otras cosas, el aumento de algunos impuestos y la creación de otros nuevos, lo cual ha generado el rechazo de un importante sector del país.

El gobierno ha urgido por el levantamiento de más de 40 bloqueos, mientras que los dirigentes han señalado que no lo harán hasta que el gobierno echa atrás en su propuesta.