Última Hora

Los expendedores de combustibles piden a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) un aumento de ₡14 por cada litro de gasolina o diésel: aseguran que es para enfrentar la caída en las ventas por la pandemia.

Desde hace siete años, el margen de comercialización de los expendedores no aumenta y, aunque nadie quiere más alzas en este momento, el sector presenta estadísticas que demuestran una caída en las ventas.

En la Aresep explicaron que, por el momento, esa solicitud de incremento está en estudio.

De aprobarse la petición de los expendedores, el precio del litro de Súper subiría a ₡722,  el de Plus o Regular a ₡703 y el de Diésel pasaría a ₡568.

Repase la información completa en el video adjunto.