El expresidente de la República, Óscar Arias Sánchez, insistió este jueves en su inocencia luego de celebrada la segunda audiencia por medidas cautelares en el caso que se le sigue por los supuestos delitos de abuso sexual y violación.

El exmandatario se hizo presente junto a su abogado Erick Ramos al Juzgado Penal de Pavas para defenderse de la solicitud del Ministerio Público de que se le imponga el impedimento de salida del país a Arias.

Ramos reiteró que para ellos la solicitud es innecesaria pues desde el primer momento el expresidente entregó sus pasaportes (personal y diplomático) a las autoridades judiciales; sin embargo, la Fiscalía ha insistido en que la medida cautelar sea impuesta para resguardar el proceso.

La solicitud se respalda en que, de no existir el impedimento, no existiría tampoco ninguna obligación legal para el premio Nobel de permanecer en el país, y al haber entregado sus pasaportes de manera voluntaria, estos tampoco podrían ser retenidos en caso de que el exmandatario los solicitara.

El Juzgado Penal de Pavas había resuelto en una primera audiencia no imponer ninguna medida cautelar a Arias; sin embargo, el Tribunal Penal decidió a inicios de marzo acoger la apelación de la Fiscalía y ordenar al juzgado que celebrara una nueva audiencia.

El juzgado tendrá ahora que tomar una decisión y comunicársela a las partes interesadas.

A Arias se le acusa de los delitos de violación y abuso sexual, el primero en contra de una psiquiatra de apellidos Arce von Herold y el segundo de la exmodelo Yazmín Morales.