Última Hora

23 funcionarios de Rayos X del Hospital San Rafael de Alajuela fueron aislados tras tener contacto con un caso positivo de COVID-19 en el centro médico.

De inmediato el centro médico activó el protocolo de control de infecciones según confirmó la doctora Karen Rodríguez Segura, directora general de ese hospital alajuelense.

“En una rápida acción de limpieza y desinfección de todo el servicio de rayos X, que duró cinco horas, se logró que para la tarde de este martes la unidad retornara a la normalidad”, expresó Rodríguez.

La directora informó que se procedió con el estudio de contactos y como resultado a 23 funcionarios se les ordenó cuarentena. La mayoría es personal técnico y asistente y ya se procedió con la sustitución de todos mediante el banco de oferentes institucional.

La doctora también explicó que, como parte de las medidas de prevención y monitoreo en los funcionarios, el servicio de rayos X reportó este lunes que el funcionario presentaba síntomas por lo que de inmediato se aisló de sus labores y se le realizó la prueba, permitiendo una “intervención oportuna para controlar y cortar la transmisión”.

De momento la investigación está en curso para determinar cuál es la fuente de contagio.

Rodríguez Segura informó que debido a la emergencia COVID-19, el servicio de rayos X solamente hace estudios para atención de emergencias, hospitalización y otros estudios prioritarios como los oncológicos. 

Por su parte la gerencia médica mantiene un trabajo conjunto con la dirección de red de servicios de salud y la dirección general del nosocomio a fin de asegurar la continuidad y calidad de los servicios de salud que se brinda a la población alajuelense, informó el gerente, doctor Mario Ruiz Cubillo.