Última Hora

La Escuela de San Jerónimo de Desamparados se ha visto afectada por algunos conflictos entre padres de familia y el Ministerio de Educación Pública (MEP) tras una orden sanitaria de cierre. 

Según el director regional de Desamparados, Antonio Granados, la orden sanitaria de cierre total por parte del Ministerio de Salud llegó esta vez tras el incumplimiento de la Ley 7600 de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad en el centro educativo.

Sin embargo, ya se han emitido algunas otras ordenes producto de que la escuela debe ser totalmente reconstruida para el disfrute y la seguridad de los menores.

Esto ha provocado que el centro cierre intermitentemente, situación que genera molestia entre los padres de familia del centro.

El Departamento de Infraestructura tiene que elaborar algunos cambios para que las lecciones continúen, pero los padres consideran que esto es una simple reparación y que el centro educativo no se va a reconstruir. 

“Por el momento es para acatar la Ley 7600, sin embargo, el centro educativo si tiene grandes problemas y hay que construirla por completo, pero como hay diferentes etapas. Es un proceso de diseño, aprobación y ejecución por lo que todavía no se va a construir”, comentó Grados.

Además, el jerarca aseguró que para realizar las remodelaciones el centro debe realizar dos tipos de jornada para que no haya tanta aglomeración de menores, ya que el centro cuenta con poco más de 1.000 estudiantes. 

Por el momento los niños asisten en horario regular, de 7 de la mañana a 2:20 de la tarde. El cambio hará que se trabaje doble jornada, algunos irán de 7 de la mañana 12:10 de la tarde y otros 12:30 a 5:40 de la tarde.

“No es que se les está quitando el dinero o el derecho para la construcción, es que al haber una orden sanitaria de cierre total tiene que atender de emergencia esa orden para que el centro educativo pueda seguir funcionando”, añadió Granados. 

Este martes se coordinó una reunión entre el Departamento de Infraestructura y los representantes de los padres y madres de familia para explicar la situación y que acaben los conflictos.