Última Hora

Once de los 15 detenidos por los disturbios en el clásico nacional disputado este domingo en Tibás ya presentaban antecedentes judiciales y penales.

Así lo detalló este lunes el comisario Daniel Calderón, director general de la Fuerza Pública, quien asegura que días previos al juego habían realizado una actividad sobre prevención de la violencia con miembros de ‘La Ultra’.

Señala que tras la riña en la gradería sur del Ricardo Saprissa, 15 personas fueron sacadas del estadio y se procedió a levantar el reporte policial.

Todos fueron tramitados por medio de flagrancia por alteración al orden público, por lo que horas después de los hechos quedaron en libertad.

“Hay un procedimiento que vamos a iniciar nosotros de acuerdo a lo que establece la ley en cuanto a la sanción de la violencia en eventos deportivos, este es un procedimiento de orden administrativo que va a desarrollar la Dirección de la Fuerza Pública de San José”, agregó.

Añadió que serán muy estrictos durante el campeonato de aplicar las potestades que la ley les otorga y consideran necesario que se revise la legislación actual.

“Considero que debe haber penas un poquito más severas, hay conductas que deberían ser de orden penal”, comentó el Director de la Fuerza Pública.

Las acciones de veto anunciadas por el Saprissa son órdenes aparte que le competen únicamente al equipo, explicó. 

Además, se convocó por medio de Unafut una reunión urgente con los equipos nacionales que tienen barras deportivas para el abordaje de dicha problemática.