Última Hora

La mañana de este miércoles se inauguró el nuevo puente sobre el río Virilla en la Ruta 32, mejor conocido como el puente ‘Saprissa’.

La apertura se dio en presencia del presidente de la República, Carlos Alvarado, y el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez; también participaron algunos ingenieros y trabajadores de la obra.

La construcción de la estructura, que da paso a los vehículos que se dirigen de Santo Domingo hacia Tibás, se llevó a cabo durante un plazo de 18 meses y bajo los parámetros establecidos, según las autoridades.

Para el presidente Alvarado, la conclusión de esta obra representa que los planes sí se pueden concretar. El mandatario aseguró que este es un día muy importante para el país.

“Me siento muy satisfecho, más no conforme, porque hay que seguir adelante en este y otros campos. Hay que seguir adelante por más que haya voces críticas y que no tengan misericordia por lo que se hace”, comentó el jerarca minutos antes de la apertura.

Por su parte, Méndez Mata comentó que por este sector pasan alrededor de 40.000 vehículos al día, por lo que la obra mejorará la fluidez.

Cuello de botella

El puente más antiguo quedará habilitado exclusivamente para los conductores que se dirigen de Tibás hacia Santo Domingo. Sin embargo, a la salida de la estructura, la vía se reduce a un solo carril.

Por esta razón, el MOPT da pie a otras obras que ampliarán esta capacidad.

A partir de esta semana se trabajará en la ampliación del tramo de carretera entre estos puentes sobre el río Virilla y el sector de Doña Lela (cruce de San Miguel de Santo Domingo) con una longitud de 2.8 kilómetros.

Además, Méndez Mata anunció que ahora se dedicarán al reforzamiento del antiguo puente, ubicado a la par del que se inauguró este miércoles. Para eso se estima una inversión de 20 millones de dólares.

“Esto le va a mejorar la calidad de vida a muchas personas. Va a reducir las presas, protege a las personas, es un trabajo arduo, y no solo acá, si no a la altura de Doña Lela para que no se replique el cuello de botella”, agregó Alvarado.

El puente

El nuevo puente mide 286 metros e implica una inversión de $22.36 millones, financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Tiene tres carriles, acera (paso peatonal) y barreras de protección a los lados.

La separación entre el puente existente y el puente nuevo es de 5,50 metros y se colocaron mallas para reducir el riesgo de comportamientos suicidas en el puente.

"Esta obra también implicó la intervención de la Ruta Nacional 32 a ambos lados con el fin de adecuarla a la nueva estructura, por lo que en total se intervino en 856 metros. Asimismo, estos trabajos incluyen una nueva rampa de acceso en el sentido Santo Domingo-Tibás, desde Barrio Socorro", indicó Casa Presidencial.