Última Hora

El nuevo ministro de Educación, Steven González, afirmó, durante una entrevista con Teletica.com, que dentro de la institución no existe ningún "complot para recabar información de manera ilegitima" (ver video adjunto).

La respuesta llega tras cuestionarle los propósitos de las preguntas relacionadas con la situación socioeconómica de los estudiantes, incluidas en el cuestionario de factores asociados de pruebas FARO, sin el consentimiento de los padres y sin que estas parecieran tener una relación con los propósitos académicos.

González indicó que no era un hecho oculto que el cuestionario se iba a realizar, ya que se había dicho que se aplicaría desde el primer anuncio de las pruebas FARO. Sin embargo, reconoció que el mismo fue mal planteado, con una cantidad de preguntas excesivas, no pertinentes a la edad de los estudiantes y preguntando información sensible.

“De parte del Consejo Superior de Educación y de las autoridades del MEP, nunca hubo complot ni conspiración”, recalcó el nuevo jerarca.

Al consultarle las razones de ocultar las preguntas cuestionadas al Consejo Superior de Educación, González comentó que este órgano solo obtuvo algunos ejemplos y no le corresponde revisar la totalidad de la prueba y, mucho menos, avalarla.

“Efectivamente, al no haber una conexión entre los ejemplos de pruebas que brindaron y lo que finalmente se aplicó, es que se hará la investigación. Pero no he visto, desde la documentación que he tenido a mi mano, algún tipo de intención de ocultarle al Consejo Superior preguntas específicas y luego incluirlas en esa prueba”, agregó.

El nuevo ministro aceptó que los filtros fallaron dentro del ministerio, ya que las pruebas llegaron a las manos de los estudiantes, y apuntó que la ​​Gestión de Evaluación de la Calidad es la dependencia técnica encargada, por lo que las investigaciones determinarán cuáles funcionarios no cumplieron con sus responsabilidades.

González también indicó que, como viceministro, no tuvo relación con la elaboración del cuestionario de factores asociados y conocerlo no estaba dentro de sus funciones.

“Nunca conocí el contenido de estas preguntas, en la extensión, en la cantidad de esas preguntas, ni mucho menos dar ninguna autorización para que se recabara información sensible sin consentimiento informado”, expresó.

Los resultados de la investigación, estima, se podrían obtener antes de que finalice el 2021.

Con relación a las pruebas FARO para secundaria, el jerarca confirmó que no se dejarán de aplicar ya que, en cuanto a la parte académica, las mismas resultaron exitosas. Eso sí, en esta ocasión no se incluirá el cuestionario de factores asociados.

Polémica con su nombramiento

El nombramiento de González como jerarca de la institución está rodeado de polémica: tanto diputados como sindicatos se oponen a que encabece la cartera por considerar que formó parte del plan de las pruebas FARO.

Además, se ha utilizado como argumento el despido cuando se desempeñaba como director de Recursos Humanos y asesor ejecutivo en la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope). La Procuraduría General de la República también había indicado que Gonzaález no cumplía con la idoneidad para dichos puestos.

También hay una investigación en la Fiscalía, por supuesto incumplimiento de deberes, debido a la firma de la convención colectiva del MEP.

Ante este escenario, el jerarca afirmó que el proceso en Recope fue resuelto a su favor en sede judicial, con una sentencia en firme de la Sala II, motivo por el cual se le tuvo que indemnizar por daño moral y daños y perjuicios.

Con respecto a la investigación por la firma de la convención colectiva, aseguró que Costa Rica es un país de derecho y cualquier persona tiene la potestad de presentar una denuncia ante la Fiscalía. Sin embargo, comentó que la firma pasó por todos los filtros legales correspondientes, se presentó al Ministerio de Trabajo y la versión aprobada de la convención cumplió con todo el procedimiento establecido legalmente.

“Mi nombramiento y el de los demás ministros está a cargo del presidente de la República. Yo asumo el cargo con la mayor responsabilidad para seguir liderando un proceso de transición, estoy consciente de que soy un ministro transitario. Lo que me corresponde es seguir impulsando la eficiencia y transparencia tal y como lo hice en puesto de viceministro”, declaró.

Agregó que su presencia en el Ministerio de Educación no es ninguna novedad, que ha participado en más de 20 comparecencias ante la Asamblea Legislativa en su rol de viceministro y tiene el conocimiento necesario de la cartera para liderarla durante los próximos seis meses.

A propósito de la oposición de los sindicatos, aseguró que no espera el apoyo de dicho sector, considerando que él fue el primer viceministro en la historia que ordenó una rebaja salarial a los educadores que participaron en una huelga.