Última Hora

De día y de noche, a veces hasta dos veces en un día: los accidentes son un tema de nunca acabar en la intersección de Avenida 6, Calle 34, en barrio Don Bosco, San José.

Es conocida como la "esquina de los choques" y no es para menos. Solo el jueves anterior, hace una semana, ocurrieron dos: uno entre un vehículo de carga liviana y un carro; el otro entre un bus y un automóvil, que dio varias vueltas antes de impactar contra una estructura (ver video adjunto).

Tony Leitón tiene 50 años de vivir en ese barrio josefino y dice que, desde entonces, hay colisiones.

"En la mayoría de los casos tiene que venir la ambulancia y llevarse a la gente de uno o de los dos carros, o gente que quedó muy nerviosa. También se han dado choques mortales", aseguró el vecino.


Accidente del jueves 18 de noviembre. Cortesía "Seguridad Total".

¿Por qué esta esquina es tan peligrosa?

La intersección cuenta con señales de alto horizontales y verticales; incluso, debido a los accidentes, Ingeniería de Tránsito instaló un semáforo intermitente; pero, todavía así, los impactos son frecuentes.

Leitón señaló que algunos conductores prestan atención al semáforo de la siguiente cuadra.

Según Guillermo Loría, doctor en Ingeniería Civil, esta esquina podría ser un sitio de "concentración de accidentes". El experto hizo una inspección y determinó que hay poca visibilidad para los choferes que transitan de Norte a Sur.

"Por el recorrido que hice, es complicado poder ver a la derecha cuando uno quiere pasar recto, particularmente en esa maniobra. Hay que sacar mucho, por decirlo así, la parte del frente del carro o la "trompa" para poder ver. Esto podría ser un disparador de los accidentes en ese lugar.

"Habría que buscar alguna otra alternativa, además de la señalización y el semáforo intermitente que se puso, que podrían ser reductores de velocidad de los más bajitos, de los que son pequeños y de ancho muy corto, como para alertar a los conductores que van en el sentido Norte - Sur, hacia la Municipalidad de San José, de que viene una intersección peligrosa", explicó Loría.

Accidente del jueves 18 de noviembre. Cortesía "Seguridad Total".

Precisamente, los vecinos de barrio Don Bosco seguirán insistiendo en la colocación de ese dispositivo que menciona el ingeniero, o en la instalación de un semáforo fijo.

"Nos han dicho que es muy caro, que si se pone un semáforo de esos se haría presa y que por aquí pasan aproximadamente 90 buses por hora, 15 líneas de buses", concluyó Leitón.

Este medio intentó contactar al director de Ingeniería de Tránsito, Junior Araya, para conocer su posición; pero al cierre de esta nota no se recibió una respuesta.