Última Hora

Pareciera ser un simple juego… pero es toda una realidad. Erick Villalobos de tan solo 12 años, se convertirá en el árbitro más joven en graduarse como réferi principal en el fútbol nacional.

Este pequeño, quien cursa apenas el sexto año en la escuela, asegura que el gusto por el arbitraje lo trae en la sangre.

Para poder graduarse, Erick tuvo que cursar 4 meses de intensas clases en donde asegura que lo más importante es la personalidad dentro de la cancha.

Su madre presenció su debut en el terreno de juego, que fue en un torneo infantil, única categoría en que, de momento, puede dirigir.

A sus 12 años, este joven vecino de Heredia ansia arbitrar en un juego Saprissa – Herediano, pero para eso tendrá que esperar, pues debe cumplir la mayoría de edad para poder dirigir un partido de primera división.