Última Hora

La Policía de Tránsito detuvo, este viernes, una microbús que era conducida por un menor de edad. 

Según el reporte de las autoridades, en el vehículo viajaba un acompañante adulto. Él aseguró a los oficiales que el niño tenía apenas 10 años. 

El hecho se presentó frente a la Iglesia Católica de La Capri, en Desamparados. 

Inmediatamente, los agentes de tránsito decomisaron las placas del vehículo y sancionaron a su dueño con una multa de ₡110.000.

"Un conductor que no se haya acreditado como tal, que no haya hecho el examen teórico y el examen práctico para demostrar que tiene las aptitudes, no debería andar en la calle. Con mucha más razón si es un menor de edad, que no tiene la madurez suficiente para asumir la responsabilidad y tener en cuenta el riesgo que conlleva tomar un volante", explicó Alberto Barquero, subdirector de la Policía de Tránsito. 

"Conducir requiere que la persona sea mayor de edad, que sea un ciudadano con responsabilidades, en razón de que podría causarle daño a otra persona en un mal manejo, en un mal uso del vehículo", agregó el funcionario. 

En los primeros meses del año, oficiales del Servicio de Vigilancia Aérea sorprendieron a otro menor conduciendo en las cercanías del Aeropuerto Internacional Tobías Bolaños, en Pavas. 

"En los diferentes controles y retenes que realizamos en todo el territorio nacional, hemos venido encontrando conductores jóvenes que son sorprendidos manejando sin contar con la licencia", indicó Germán Marín, director de la Policía de Tránsito. 

"Como padres de familia y como dueños de un automotor tenemos la responsabilidad de velar por que se reúnan las diferentes características técnico-legales para conducir", concluyó.