Última Hora

Juliana Prado está desesperada por una solución para su hija de 12 años, quien tiene un padecimiento de sudoración extrema en las manos y los pies.

La menor ahora tiene 12 años y fue diagnosticada con hiperhidrosis. Esto implica que sus extremidades sudan al punto de que las gotas le corren por los brazos (ver video adjunto).

Esto ha provocado que la joven tenga muchas limitaciones en sus actividades diarias.

“Cuando va a la escuela, moja las hojas de los cuadernos. Tiene que poner un pañito para que no se le mojen las hojas”, contó su mamá a Teletica.com.

No puede usar sandalias porque se resbala y siempre que anda de la mano con su mamá también tienen que usar un paño de por medio.

“Esa chiquita pasa ahora con depresiones y me dice ‘mami, si a mi me operan, mi vida cambia’”, añadió.

Juliana asegura que acudieron a Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), específicamente a la Clínica Solón Núñez en Hatillo, pero no han recibido la atención esperada.

Cuando estaba más pequeña, le dijeron que la operarían a los 10 años y luego que a los 15.

“Dicen que es el crecimiento, que a ella se le va a quitar. Pero no se le va a quitar porque va de mal en peor. Ha empeorado con los años. Si ella quiere jugar suda, si está nerviosa suda. A como va creciendo, va teniendo más emociones y todo le afecta”, manifestó la mujer.

Según explicó, la cirugía a la que tiene que someterse es un procedimiento donde le cortan la glándula sudorípara de las extremidades; pero aún no han tenido una respuesta por parte de la clínica.

De hecho, nunca ha recibido tratamiento porque no hay nada que se pueda hacer.

“Los profesores, cuando no saben, le preguntan que por qué tiene las manos mojadas, que en qué momento salió, que como hizo para mojarse las manos. Eso es sudor y la gente cree que es agua", contó la mamá.

La familia está desesperada y pide colaboración a las autoridades para avanzar con esta cirugía.

Teletica.com pidió a la CCSS una reacción del caso en particular, pero aún no se han referido.