Última Hora

La diputada independiente Nidia Céspedes amaneció por segundo día consecutivo en la Asamblea Legislativa. Sin embargo, se quedó fuera del Plenario durante la noche y no pudo continuar su protesta dentro del salón.

La legisladora asegura que el presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank, dio la orden de cerrar cuando ella salió unos minutos para asearse.

Céspedes tuvo que permanecer toda la noche en vigilia en el lobby. A este momento continúa en el lugar.


Por su parte, Cruickshank rechazó que él impidiera que la diputada continúe con su protesta, pero consideró conveniente que se cerrara el Plenario para realizar una limpieza profunda.

“Debe entender que su acto no puede poner en riesgo la salud de los demás diputados y diputadas”, expresó el presidente.

Sin embargo, a eso de las 6:00 a. m. la limpieza profunda no había iniciado, según denunció la diputada.

“Simplemente como una acción de violencia política hacia las mujeres y hacia mi persona me cerró el Plenario", denunció la diputada.