Última Hora

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, declaró este sábado una alerta preventiva en las regiones del Caribe y Pacífico norte del país ante la posibilidad de que una depresión tropical que avanza en el mar Caribe se convierta el lunes en un ciclón de categoría mayor.

"Se declara el estado de alerta amarilla para la Región Autónoma de Caribe Norte" y los departamentos de Jinotega y Nueva Segovia, en el Pacífico norte, anunció el mandatario en un comunicado.

Una depresión tropical, que se encuentra a 1.200 km al este de Bilwi, principal puerto del caribe norte nicaragüense, se mueve hacia el oeste con una velocidad de traslación de 26 km/h, "con probabilidades de convertiste en un ciclón en las próximas 48 horas una vez que se aproxime a las costas de Nicaragua", dijo el gobierno.

Si el evento se transforma en tormenta tropical o huracán, las zonas del norte del país podrían ser afectadas con "fuertes vientos, marejadas ciclónicas, lluvias intensas con inundaciones en las zonas bajas costera del litoral y las riveras de los ríos", advirtió el ejecutivo.

La alerta amarilla faculta a las alcaldías a tomar las medidas que sean necesarias para atender a la población en caso de emergencia, movilizar recursos para preparar centros de refugios y asegurar medios de trasporte y comunicación.

Como primer paso, la fuerza naval y empresas pesqueras están ayudando a evacuar a las familias indígenas miskitas que viven en los Cayos Miskitos, frente a las costas del Caribe norte, dijo esta noche el director de Sinapred, Guillermo González al oficialista Canal 4.

Mientras que el municipio indígena de Waspán, en el río Coco, fronterizo con Honduras, alista un plan similar para asistir a las comunidades en caso de emergencia, agregó.

El gobierno pidió además "asegurar que funcionen los mecanismos de alerta temprana y activación de las comunidades de los puntos críticos a marejadas ciclónicas, fuertes vientos, inundaciones y deslizamientos".

Un camión de Sinpared con provisiones para situaciones de emergencia partió este sábado hacia el Caribe norte.

La Fuerza Naval, por su parte, prohibió zarpar al mar para evitar tragedia con los pescadores que salen a fabear.