Última Hora

Una vecina de Purral de Goicoechea asegura estar desesperada, ya que todos los meses el recibo de agua le llega entre 50.000 y 60.000. El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) le realizó varias reparaciones, pero el monto sigue igual.

“Yo siempre pagaba entre 19.000 y ₡25.000 colones de agua, empezando pandemia ya subió el recibo a ₡40.000, ₡50.000, pero ahora en octubre vino en más de ₡60.000 colones, yo me asusté y dije que no iba a pagar.

“Fui al AyA y me quejé, ellos vinieron a revisar y supuestamente todo estaba bien leído, pero los recibos siguieron altos, yo no los pagué y la cuenta se me fue a ₡180.000 colones, me quitaron el medidor y me quedé sin agua”, mencionó a Teletica.com Jessica Cedeño Chavarría.

Préstamo

Esta ama de casa asegura que tuvo que conseguir un préstamo para poder hacer un arreglo de pago, pero que no sabe qué hacer con los meses a futuro.

“Primero tuve que conseguir prestado para hacer un arreglo de pago y nada, vea arreglamos el baño, nos deshicimos de una lavadora automática, hicimos cambios, pero no, da la sorpresa que el recibo sigue viniendo alto, yo no puedo pagar ₡60.000 colones por mes.

“Uno llama, mandan un inspector y este dice que todo está bien, pero yo siento que esto está alterado, ni que yo tuviera una piscina en mi casa para pagar tanto de agua.

“Por más que uno llore hay que pagar los recibos, ellos no tienen otra solución, para ellos todo siempre está bien. Ahora tuve que pedir un préstamo para poder pagar los recibos de agua”, denunció Cedeño.

¿Qué dice AyA?

Teletica.com consultó a la oficina de prensa de Acueductos y Alcantarillados. Analizaron el caso y nos refirieron a los datos registrados en el Sistema Comercial Integrado: reconocen que a la casa de doña Jessica se le han hecho varias reparaciones, pero que el medidor sigue marcando el consumo real del gasto.

La primera intervención se hizo el 22 setiembre de 2020, “se realizó una reparación de fuga en hidrómetro, solicitada por la señora Yeselin Cedeño, por medio de la línea 800-REPORTE, se repara fuga y se procede a realizar el cambio del hidrómetro por uno nuevo con el fin de poder tener una facturación real”.

Luego, el 4 de diciembre de 2020 la familia solicitó de nuevo una revisión a domicilio por medio del hidrómetro, “se recibió la solicitud por medio de la línea 800, donde se indica que abastece una casa, 6 personas, 1 servicio completo,1 pila, 1 fregadero, lectura 87m3, no hay fugas, firma Yessica Cedeño”, expresó AyA.

Posteriormente, el 18 de marzo del 2021, “se ejecuta Orden de Servicio por concepto de revisión a domicilio por medio del hidrómetro, solicitada por la señora Yeselin Cedeño, por medio de la Plataforma de Servicios de Goicoechea donde se indica que abastece una casa, 9 personas, 1 servicio completo, 2 pilas, lectura 193 m3, no hay fugas, Firma Yessica Cedeño”, según los datos ofrecidos a este medio.

En conclusión, en la institución aseguran que no hay daños por parte de ellos y que “el consumo promedio que se registraba antes de que el hidrómetro presentara daño, entre los meses de octubre 2018 y setiembre 2019 era de 25 m3 aproximadamente por mes”.

“Con el nuevo hidrómetro el consumo promedio es de 34 m3 por mes, aproximadamente.  El consumo oscila entre los 30 m3 y 43m3. Se adjunta cuadro de facturación”, explicaron.

Por su parte, la familia Cedeño Chavarría intentará interponer una denuncia ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) ya que, aseguran, no pueden hacerle frente al monto tan elevado de los recibos.