Última Hora

La Fuerza Pública ha atendido unas 5.000 denuncias por escándalos musicales durante lo que llevamos de la pandemia.

El bullicio, el escándalo por música a alto volumen, karaokes y otras actividades que se realizan en las casas, principalmente, han puesto a trabajar más de la cuenta a la Policía.

Desde que iniciaron las medidas que obligan al confinamiento en las viviendas, han crecido los reportes a la línea 9-1-1.

Según Daniel Calderón, director general de la Fuerza Pública, han presentado ante la Fiscalía a 250 personas por incumplimiento de medidas sanitarias.

La dueña de un bar, en Cartago, fue detenida este domingo porque tenía una fiesta en el local. A la mujer le giraron una orden de cierre durante un mes y le abrieron una causa por el delito de desobediencia.