Última Hora

Con la ilusión de emprender y retomar la experiencia de vivir muchos años en Suiza, una mujer se aventura para crear quesos especiales en las faldas del volcán Turrialba.

Toda la experiencia y estudios del queso los adquirió en Suiza. Para Maritza Solano la proyección internacional es su prioridad.

Ella empezó con tan solo seis vacas y un tipo de queso.

Actualmente cuenta con distribución de su producto en varias cadenas de supermercados y reconocidos restaurantes, que son sus clientes frecuentes.

La calidad y la excelencia los transforma en la elaboración especial del queso.

Conozca su historia de emprendedurismo en el video adjunto a esta nota.