Última Hora

Un motociclista denunció, en sus redes sociales, que la aguja de una estación de peaje de la Ruta 27 le cayó encima y le provocó varias heridas, pero ahora la empresa "se lava las manos".

Don Vidal Bermúdez transitaba por Escazú, el pasado miércoles 22 de setiembre, mientras trabajaba para una plataforma de comidas. Utilizó su QuickPass, pero este le jugó una mala pasada.

"Como paso mucho por el peaje tengo QuickPass. Ese día iba llegando al peaje, pasa un carro delante mío, yo levanto el aparato y este efectivamente suena, indicándome que ya la máquina lo había leído. Yo doy por un hecho que ya puedo pasar y acelero y, en ese momento, la aguja baja", contó el motociclista a Teletica.com. 

Cuando la aguja bajó, ya era muy tarde para frenar, cuenta Bermúdez. Este dispositivo lo golpeó en la cabeza, provocó que perdiera el control de la moto y chocara contra un muro de concreto.

El motociclista detalla que la caída de la aguja también le ocasionó golpes en el brazo. Tuvo que asistir a un centro de salud para tratar estas heridas.

De hecho, asegura que tuvo que pasar al menos cuatro días incapacitado por el dolor.

"Yo quedé como mareado y de hecho estuve vomitando un rato, llegó una ambulancia de la Ruta 27 y me analizaron y me dijeron que no me podían remitir al INS, pero que me podían llevar. Pero yo tenía que buscar a alguien que fuera a recoger la moto y no tenía a nadie, entonces no fui", comentó.

Su moto también sufrió algunos daños y él los tuvo que pagar por cuenta propia.

¿Qué dijo la Ruta 27? 

Bermúdez contó a este medio que Globalvía, la concesionaria de la Ruta 27, dijo que no se haría responsable. Le respondieron que el accidente ocurrió porque el sistema no había leído el pago. Además, le indicaron que el sonido del aparato del QuickPass no siempre significa que el pago se haya hecho y que la aguja se vaya a abrir. 

El conductor insiste en que, durante todo el tiempo que estuvo ahí, las agujas fallaron. Bermúdez considera que no se trató de un caso aislado y que, por lo tanto, lo ocurrido no es responsabilidad suya.

"Si fuera un carro, solo son daños materiales, pero en una moto pueden hasta matar a una persona si la aguja lo golpea en la cabeza", dijo el denunciante, indignado.

Ahora solicita que la Ruta 27 se haga responsable de los gastos de su motocicleta y que le remunere los días que no pudo trabajar.

Teletica.com consultó a la empresa encargada, que confirmó esta versión e indicó que, efectivamente, no se hará cargo porque el aparato de pago electrónico del usuario no fue detectado.

"El usuario nunca se detuvo ni respetó el semáforo, siguió su camino a pesar de que la aguja nunca se levantó y él golpeó la aguja", respondieron a este medio.

Youtube Teletica