Última Hora

Los departamentos de Asesoría Jurídica y Operaciones Policiales del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) analizan una reforma al reglamento institucional para prohibirle a sus oficiales publicar en redes sociales cualquier procedimiento policial que realicen mientras están en funciones.

La medida busca “marcarle la cancha” a oficiales y la propia institución sobre una situación para la cual no existen reglas claras ni un procedimiento establecido.

La necesidad surge a raíz de situaciones cada vez más comunes en donde oficiales de la Policía de Tránsito (principalmente) suben a canales personales de YouTube y otras redes sociales videos de persecuciones, capturas y otros procedimientos policiales sin que las autoridades puedan hacer nada para evitarlo.

“El MOPT no avala este tipo de publicaciones, pero tampoco puede sancionarlas. La ley no nos faculta y existe un vacío en esa materia (…) Es un tema nuevo para nuestra regulación”, resumió Fernando Carvajal, del departamento de asesoría jurídica del MOPT.

La semana anterior, por ejemplo, se hizo viral la persecución y posterior detención de un motociclista que irrespetó una señal de alto en un operativo de control en el sector de los Hatillos, en San José.

Meses atrás, otro video también captó la detención del vehículo en que viajaba la diputada independiente Marulin Azofeifa por irrespetar una señal de alto.

Carvajal explicó que la mayoría de estas situaciones son grabadas con cámaras privadas de los oficiales, por lo que no se les puede obligar a no publicarlas en sus redes sociales, a pesar de reflejen operativos de carácter oficial.

“Los oficiales utilizan cámaras que les da la institución y algunos también tienen sus propias cámaras corporales por ejemplo, que son privadas. La Ley de Protección de Datos los faculta para utilizar esas cámaras y la administración no puede obligarlos a facilitar ese tipo de videos.

“Lo que sí hay que tener claro es que si una persona denuncia que una de estas publicaciones violentó su derecho a la privacidad o cualquier otro aspecto legal, será el oficial y no el MOPT el que responda ante la ley”, aclaró Carvajal.

Cambios

De la mano con el cambio en el reglamento, las autoridades del MOPT también buscan los mecanismos para dotar de cámaras a todos sus oficiales y vehículos, de manera que puedan tener mayor control sobre las grabaciones y su destino.

Hasta ahora Carvajal confirmó que no hay ningún procedimiento abierto contra ningún oficial por la publicación de una grabación, pero sí órdenes de hacer públicas esas grabaciones pues así lo avaló la Sala Constitucional en un fallo.

Esos cambios también buscan limitar otras posibilidades como que un oficial quiera hacer más vistosa una detención o un procedimiento con el fin de viralizar una grabación.

“Situaciones como esas son analizadas por el departamento de recursos internos, pero de nuevo, este es un tema nuevo, en la Policía de Tránsito estamos analizando hasta dónde se va a permitir o prohibir el uso de cámaras privadas y para eso se están haciendo esas compras, para que sea un instrumento pero regulado”, finalizó Carvajal.