Última Hora

El pico de Orizaba entre Puebla y Veracruz fue el primer objetivo del año del montañista Warner Rojas.

Está a 5.610 metros sobre el nivel del mar; es la más alta montaña de México.

A Warner Rojas lo acompañó esta vez la ultra maratonista Ligia Madrigal.

Iniciaron el 3 de febrero. En esta oportunidad el viento fue un fuerte rival, los hizo retroceder. Incluso destruyó un refugio.

Fue hasta el lunes anterior en la madrugada cuando lograron llegar hasta la cumbre del Orizaba.

Warner Rojas y Ligia Madrigal se están preparando para subir el próximo año al Everest, esta vez lo hará por la cara del Tíbet.

La siguiente prueba de rojas será en mayo. Él escalará el monte Kosciuszko de Australia.