Última Hora

Quienes visitan parques nacionales o playas pueden ser víctimas de robos muy particulares.

Varios monos y mapaches le han perdido el miedo a los turistas, lo que amenaza tanto a los animales como a los visitantes.

Quienes visitan parques nacionales o playas, pueden ser víctimas de robos de sus pertenencias por parte de estos curiosos animales.

El video adjunto subido a redes sociales por un usuario, muestra las vacaciones de un grupo de turistas en el Parque Nacional Cahuita, rodeados de monos.

Monos carablanca y ardilla se han acostumbrado a los humanos y hacen de las suyas en lugares como por ejemplo Parque Nacional Volcán Arenal y Manuel Antonio.

Esta situación no solo ocurre con los monos, también con otro tipo de animales como los mapaches y los pizotes.

Los expertos lo califican como una problemática seria, ya que los riesgos son compartidos: los humanos se exponen a mordeduras o aruñazos, pero también los animales se ven amenazados.

La principal recomendación para los turistas es no acercarse ni alimentar a los monos u otras especies salvajes.

También se recomienda no perder de vista las pertenencias y mucho menos a los niños, sobre todo cuando están comiendo.