Última Hora

Nacional

Minor Masís y la infame historia del Comando Cobra

El dueño de la propiedad allanada hoy por las autoridades fue, hace varias décadas atrás, líder de un comando que llegó a Talamanca a destruir droga pero terminó matando y violando indígenas

Este sábado en horas de la mañana autoridades judiciales ingresaron a una finca en Río Cuarto de Alajuela, donde se sospecha que se grabó un video que incitaba a un levantamiento armado contra el Gobierno. Dicha propiedad es del expolicía Minor Masís Artavia, quien fuera noticia en la década de los noventa al ser líder de un grupo que sembró muerte y miedo en Talamanca: el Comando Cobra.

Este  grupo era integrado por policías de la Guardia de Asistencia Rural (GAR) quienes habían sido entrenados la Escuela de las Américas, ubicada en la zona del Canal de Panamá.

Las acciones que se le achacan al Comando Cobra son el asesinato de los indígenas de Talamanca Rolando Watson Suárez y Víctor Julio Trejos Obando, así como las violaciones de Casimira Martínez Morales y Melania Martínez Morales, además de hurtos y privaciones agravadas de libertad; todos estos hechos se perpetraron entre el 19 y el 21 de febrero de 1992.

En ese grupo también figuraba Manuel Sarmiento Argüello y Ricardo Alberto Alvarado Garro, quienes cometieron los actos delictivos durante un operativo policial que buscaba destruir plantaciones de marihuana en la zona de Talamanca.

En el año de 1996, el Tribunal Superior Penal de Limón dictó 42 años de cárcel a Masís, 32 años a Sarmiento y a cinco años a Alvarado.

Para ese entonces, la pena máxima establecida en la legislación era de 25 años, razón por la cual los castigos quedaron en ese monto.

Según reportó la prensa en ese entonces, el Tribunal limonense calificó las conductas de Masís Artavia y Sarmiento Argüello de "viles actitudes que se reflejan de manera palpable en el trato a los indígenas, en la prepotencia con que se actuó y en el desprecio generalizado a mínimos valores humanos".

Finalmente, el mismo Tribunal destacó que las acciones delictivas que cometieron los acusados son derivadas de personas sin capacidades profesionales y sin moral.

Hoy Masís vuelve a ser noticia tras el allanamiento realizado a su propiedad en Río Cuarto.

Lea también: