Última Hora

El ministro de Salud, Daniel Salas, se volvió "invisible" en su propia casa. 

La anécdota la cuenta en el mismo lugar donde hace seis meses estuvo aislado por el contacto con su padre, diagnosticado con COVID-19 durante una estadía en el hospital. 

Aunque permanecía en un cuarto de su casa, simuló por casi 15 días que no estaba ahí.

Esta es una historia de la pandemia en la propia voz del jerarca.


Cuando mi papá estuvo internado en el hospital, yo fui a verlo varias veces y claro que estuve muy cerca de él, yo hasta le ayudaba a hacerse la barba, pues siempre usando la mascarilla y todo. Cuando me reportaron que estaba positivo, yo había tenido mucha cercanía a pesar del equipo de protección personal, pero lo ayudaba mucho y estaba con él, entonces yo hice una cuarentena. 

En ese momento yo decía ‘sí, pucha, pudo haber sido un periodo de incubación’. Lo difícil era estar aquí en la casa con mi niña, en ese momento de cuatro años y un poquito más de seis meses, explicarle que papá estaba en la misma casa y que no podía verlo. Yo estuve en un cuarto, prácticamente ahí encerrado, no salía de ahí, me llevaban la comida y todo.

Esa parte fue, hasta cierto punto vacilona. Yo me comunicaba con ella, haciendo una llamada desde la misma casa por Zoom, yo le cambiaba el fondo para que ella no reconociera que yo estaba en un cuarto de la casa, ella obviamente en eso es muy viva, muy inteligente, entonces creo que se hubiera dado cuenta. Le cambiaba el fondo y decíamos que yo estaba trabajando fuera.

Cuando terminó el periodo de incubación, recuerdo que yo al final le dije ‘yo te traigo un juguetito’ y mi esposa me ayudó para ir a comprarlo. Ya cuando la vi fue una felicidad enorme, yo le traje el juguetito que le iba a traer, pero claro, fue una pantomima hacer que yo estaba llegando a la casa, eso fue algo anecdótico de la pandemia.

Yo tenía reuniones acá y todo, pero con el cuidado de no hablar muy duro, en algún momento estaba hablando muy suave y recuerdo que estábamos en una reunión de coordinación política y tal vez no sabían de esa complejidad que yo tenía dentro de la casa y ya se empezaron a preocupar (ríe). Decían ‘uy, el ministro se escucha que está muy afectadillo’ porque el hecho de que uno esté en cuarentena por COVID siempre preguntaban ‘¿y ya tiene síntomas?, ¿ya tuvo algo?’.

Son cosillas que ahí quedan para la posteridad, en medio de una emergencia completamente anormal y esa logística interna para que yo pudiera hacer la cuarentena dentro de la casa, para que mi hija no se diera cuenta que el papá estaba dentro de la casa, sí fue muy difícil porque ella es muy apegada a mí y si se hubiera dado cuenta de que yo estaba aquí, no hubiera entendido que no podía verme, eso hubiera sido muy difícil para ella.

Hoy, la situación es muy diferente. En medio de la entrevista con Teletica.com, la hija del ministro tocó la puerta del cuarto para mostrarle a su papá una aplicación que permite verse en "rayos X".

"Mi amor, después me lo enseñas con más tranquilidad, es que estoy en una entrevista", le dijo cariñosamente. "Está bien", le respondió la pequeña. 

Ella todavía no sabe el gran esfuerzo que hizo su papá desde el aislamiento.