Última Hora

Desde hace poco más de dos meses los privados de libertad no tienen visitas de familiares. Esto como parte de las medidas acatadas para evitar la propagación del COVID-19.

Sin embargo, el Ministerio de Justicia ha venido trabajando en un protocolo sanitario que presentará a las autoridades de salud para que se valore activar nuevamente este beneficio.

El protocolo sanitario para las visitas a reos podrá ponerse en marcha en los centros penales una vez que las autoridades sanitarias le den el visto bueno.

Cada semana se revisa la situación sanitaria del país para adoptar decisiones.

Además de la limitación a las visitas, Justicia tomó otras medidas para prevenir el contagio del virus entre la población penitenciaria.

Por ejemplo, actualmente solo se permite una encomienda por persona cada día. Además, el lavado de manos y la distancia social en las filas son dos medidas preventivas que se están aplicando a todos los que llegan a entregar sus paquetes.

El personal de los centros está instruido para no presentarse a trabajar si tiene síntomas de resfrío y se les toma la temperatura antes de ingresar a sus labores. También deben lavarse las manos cuando entran y salen de las cárceles.