Última Hora

José Meléndez para Teletica.com

Unos mil migrantes, mayoritariamente de origen cubano, intentarán cruzar los diversos puntos fronterizos de Costa Rica en camino hacia Estados Unidos, trascendió este día.

El nutrido grupo compuesto, en un setenta por ciento por cubanos, y el restante porcentaje por haitianos, africanos y asiáticos, se encuentra en territorio panameño.

Los cubanos y restantes migrantes cruzaron la peligrosa frontera del Darién entre Panamá y Colombia y se disponen a cruzar el resto de Centroamérica.

Esto podría crear una nueva crisis migratoria para las autoridades costarricenses, según estima el periodista nacional, José Meléndez.

Lo que se desconoce es cuándo llegarían los emigrantes a los límites fronterizos costarricenses, pero se vaticina que posiblemente no arribarán unidos.

Todas las personas viajan sin visas y algunos de ellos hasta sin pasaporte. Las condiciones en que se encuentran no son humanas, de acuerdo con algunos testimonios.

El gobierno panameño confirmó el ingreso a suelo de ese país de al menos mil migrantes cubanos y de otros países.

Casi todos ellos llegaron a Panamá desde Obaldía, un puerto caribeño en el nororiente de la frontera con Panamá con Colombia. La intención es cruzar Costa Rica y seguir hasta México.

Algunos de los migrantes cubanos llegaron a América del Sur en vuelos regulares originados en Cuba.

La Dirección de Migración de Costa Rica contabilizó el ingreso en 2017 y 2018 de 6 mil 316 cubanos y el egreso de 7 mil 523, con 686 rechazos y cinco deportados.

El constante flujo irregular de cubanos provocó una crisis migratoria de noviembre de 2015 a mediados de 2016 en Centroamérica y México.

 “Queremos llegar a México”, dijo la cubana Niurka González, de 30 años, en una entrevista telefónica con el periodista José Meléndez.

 “Para entrar legalmente a Estados Unidos debemos demostrar a ese país que tenemos ‘miedo creíble’ de vivir en Cuba”, añadió, al recordar que Washington suspendió en enero de 2017 la política de “pies secos—pies húmedos” que desde 1995 otorgó beneficios a los cubanos que ingresaron a suelo firme estadounidense y repatrió a los sorprendidos en el mar.

Algunos migrantes han llegado a Panamá en embarcaciones que partieron de Turbo y Necocil (ver video).