Última Hora

Nacional

Mientras Gobierno busca reducir 80% de planilla de Japdeva, sindicato dice que no aceptará despidos

Sintrajap aseguró que no aceptará la liquidación de ningún trabajador de la junta portuaria y que una medida cautelar del Juzgado de Trabajo de Limón los respalda

Juan José Herrera 27/6/2019 10:51

Mientras el Gobierno busca la manera de reducir el 80% de la planilla de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) para evitar su quiebra, el sindicato asegura que no permitirá que se despida a ningún colaborador.

Liroy Pérez, vocero del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap), aseguró que aunque están de acuerdo con un proceso de reestructuración que permita sanear las finanzas de la junta, la liquidación de empleados no está en discusión.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, explicó ayer ante los diputados de la comisión de Hacendarios que dentro del cuarto presupuesto extraordinario de la República hay una partida de ₡16.237 millones pensados para la liquidación de esos casi 950 empleados, así como otra de 1.689 millones para la creación de un régimen de prejubilación.

“Nosotros no podemos evitar que algún empleado se acoja a una de esas opciones de manera voluntaria, nunca, pero nada va a ser obligatorio.

“Una vez que se fueron los que quieran de manera voluntaria, tenemos que sentarnos a ver qué pasa, porque ahora dicen que si se va el 60% entonces el otro 20% lo van a despedir, eso no se puede, tenemos una medida cautelar en el Juzgado de Trabajo de Limón que dice que no pueden despedir a ningún trabajador de Japdeva”, aseguró Pérez.

El vocero añadió que, además, la convención colectiva de Japdeva expresa que cualquier decisión de ese tipo deberá contar con la aprobación de Sintrajap.

Debilitados

La imposibilidad de recibir barcos de contenedores tras la entrada en operación de APM Terminals no solo golpeó las finanzas de Japdeva, sino que además le quitó buena parte del músculo con el que históricamente los trabajadores han defendido sus causas.

Con la mayoría de barcos atracando en la nueva terminal de contenedores, a Japdeva le queda una porción mucho más pequeña del negocio; aun así, el sindicato defiende que siguen teniendo músculo para ejercer presión.

“Evidentemente al no tener tanta actividad evita que podamos ejercer más presión, nosotros creemos que sí podemos cerrar puertos, pero sería afectar a los poquitos clientes que nos quedan, que fueron los que nos dejaron, porque no es que ellos quisieron quedarse, es que no los atienden del otro lado y vienen aquí.

“Aun así tenemos no solo a los trabajadores de Japdeva, está la empresa privada y el pueblo de Limón para esa lucha”, aseguró Pérez.

El vocero afirmó que están de acuerdo con la reducción de una planilla tan grande como acepten los empleados, pero sin debilitar a la institución.

“Ojalá mucha gente pueda acogerse a esas posibilidades y reduzcamos la planilla, pero no podemos aceptar que bajo esos mecanismos se debilite tanto la institución que luego se justifique el cierre porque no hay gente para trabajar.

“Estamos de acuerdo en que hay que defender la operación, pero no es solo la sostenibilidad económica, no se toma en cuenta que hay servicios que se tienen que seguir brindando y que en Limón no estamos para más desempleados”, finalizó.