Última Hora

Abrir una empresa desde cero en Nueva Zelanda tarda solamente dos horas, en promedio, y se realiza mediante una aplicación, mientras que en Costa Rica se podría durar de 30 a 45 días.

Nueva Zelanda es el mejor país el mundo para iniciar un negocio, según el ranking Doing Business 2018 realizado por el Banco Mundial, proceso que implica muy poco tiempo y un costo casi nulo (0.3 del PIB per capital del país).

Este panorama no es el de nuestro país, ya que apenas en setiembre del 2018 el Gobierno de Costa Rica fijó como meta reducir los trámites de creación de compañías para mejorar la reactivación económica, dejando de lado los procesos engorrosos y lentos, sin embargo, seguimos muy lejos de la competitividad en esta área a nivel mundial.

Se estableció, mediante el sistema de ventanilla única, que las empresas de servicios que deseen operar en territorio costarricense pasarían de esperar poco más de 1 año y un mes a 30-45 días.

“En Costa Rica somos ventana única dependientes, cuando se tiene una persona integral atendiendo como servicio al cliente esa persona debería resolver todos los problemas en un momento, deberíamos tener personas totalmente capacitadas en registro, que no haya tanta tramitología”, aseguró el economista Daniel Suchar.

Lea también: Gobierno fijó como meta reducir de 400 a 45 días el trámite de permisos para crear nuevas empresas

Además, en el caso de las industrias de manufactura pretenden reducir a un plazo de entre 3 a 6 meses el proceso de trámites y permisos.

Los permisos sanitarios de funcionamiento del Ministerio de Salud deberán bajar para diciembre de 2019 de 91 a 20 días.

Según aseguró El Financiero, en América Latina toma en promedio 38 días iniciar un negocio, comparado con 78 días hace 15 años; sin embargo, todavía hay camino para alcanzar al promedio global de 20 días.

México, cómo indica el ranking Doing Business 2018, se mantuvo como líder de la zona en la posición 49, seguido por Perú y Colombia.

“Estamos haciendo muchos viacrucis para poder registrar una empresa, y que dicha que somos así, porque la reactivación económica no está para hacer empresas todos los días, pero no es el deber ser de nosotros”, concluyó Suchar.

La simplificación de trámites es una de las cuatro áreas que el gobierno quiere tocar para reactivar la economía del país.