Última Hora

El Ministerio de Planificación presentará esta semana un reglamento para la evaluación del desempeño en el sector público.

La medida, según explicó la ministra Pilar Garrido en comparecencia ante los diputados, busca valorar a los empleados públicos sobre la base del cumplimiento de metas y objetivos institucionales y no solo las valoraciones de las jefaturas.

“En este mes Mideplan, como rector del empleo público en coordinación con las diferentes instancias, va a emitir un reglamento de gestión de evaluación del desempeño en ese espíritu, para que entonces tengamos mucha más evidencia que sustente ese 96% de los funcionarios del MEP que obtienen un excelente como calificación”, dijo la ministra a manera de ejemplo.

“Pueden ser que sean tantas las personas excelentes, pero vamos a tener la evidencia que comprueba que sea eso sobre la base del cumplimento de metas y objetivos institucionales, para garantizar buenos bienes y servicios a la ciudadanía”, añadió.

Garrido explicó además ante los diputados de Comisión de Gobierno y Administración algunos de los pormenores de la Ley de Marco del Empleo Público, una de las más criticadas por los sectores trabajadores por sus implicaciones en el tema de salarios, procesos de selección y desde luego de evaluación.

Cuestionamientos

Los diputados de la comisión cuestionaron ante la ministra Garrido el sentido de mantener muchas de las dependencias de la Dirección de Servicio Civil si el proyecto de  ley le quita potestades en temas como selección y reclutamiento o despidos.

Entre otros, los legisladores expresaron sus inquietudes por ejemplo en la aplicación de las pruebas de selección que ahora mismo están a cargo del Servicio Civil para aquellas instituciones adjuntas a su régimen. 

El proyecto pretende que todas las instituciones utilicen pruebas técnicas a la medida para la elección de sus puestos y perfiles y no un examen general como hasta ahora.

Garrido explicó que, bajo esta premisa, el personal de Servicio Civil realizaría una labor de acompañamiento para la aplicación de esas nuevas pruebas.

También se cuestionó que el proyecto dejaría al Tribunal Administrativo del Servicio Civil como un órgano encargado solo de apelaciones en el tema de despidos y ya no como una primera instancia. 

El diputado Erwen Masís (PUSC) le preguntó a la ministra qué tan viable era mantener ese órgano cuando solo valoraría ahora apelaciones de segunda instancia, a lo que Garrido explicó que también podría realizar labores de acompañamiento en las discusiones de primera instancia.

Garrido volverá este miércoles a la Asamblea Legislativa para seguir discutiendo el proyecto junto a los legisladores.