Última Hora

Hace apenas un mes se modificó la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor para poner un tope a las altas tasas de interés; pero esta reforma ahora obstaculiza la práctica normal con la que las asociaciones solidaristas realizan préstamos pequeños a sus afiliados.

Para que un asociado obtenga un nuevo crédito tiene que demostrar que le quedan  200.000 libres de su salario.

Sin importar el monto del crédito, ahora cada asociación solidarista debe consultar el historial crediticio del deudor.

Algunos diputados creen que la reforma debe quedarse como está y no hacer una modificación a la Ley.

La reforma que entró en vigencia desde el 16 de junio también afecta los préstamos que realizan las cooperativas.