Última Hora

El Ministerio de Educación Pública (MEP) no sancionará a los funcionarios que rechacen la vacuna contra COVID-19. Así lo aseguró Steven González, ciceministro Administrativo.

En cambio, las autoridades apelarán "a la voluntad del personal", sin tomar acciones internas.

"Hacemos un llamado a las personas funcionarias para recibir la vacuna y, de esta manera, proteger su vida y de las personas que le rodean", dijo.

"Pueden conversar con sus compañeros y compañeras sobre su experiencia con la vacuna y, en caso de dudas, asistir al centro médico correspondiente para recibir información del personal experto", añadió el jerarca.


La decisión también responde a que el MEP no sabría a quiénes sancionar, puesto que no llevan un control de los trabajadores que rechazaron inocularse.

La única información disponible es que el dato puede rondar el 4% de la planilla o menos. 

Este número corresponde a personal del MEP aún sin vacunarse, pero ahí están mezclados los que no quisieron y los que no pudieron ser localizados.

"No tenemos dato de rechazos, porque podría ser que no logramos localizarlos, ya recibieron la vacunación fuera del país o decidieron no aplicársela", comunicó la oficina de prensa.

Hasta el momento, el MEP contabiliza un 96% de los funcionarios con al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19.