Última Hora

El llamado a quedarse en casa, el cierre de negocios y el despliegue policial en todo el país para contener la propagación del COVID-19 podría derivar en una disminución en la incidencia de algunos delitos.

De hecho, en los primeros meses del año se registra una reducción de 1385 delitos contra la propiedad respecto al mismo período del 2019.

Es decir, se evidencia una caída de un 11% en delitos como robo y tacha de vehículo, robo de edificación, robo de ganado, robo a vivienda, asaltos y hurtos.

En el caso de los homicidios la cifra se mantiene al alza, en lo que va del año se han registrado 142 asesinatos, 4 más respecto al 2019.

El Ministerio de Seguridad Pública adoptó una serie de medidas para velar por el cumplimiento de las órdenes sanitarias sin descuidar la seguridad ciudadana.

Además, se mantiene presencia policial en zonas conflictivas como Pavas y Limón.

Cerca de 2600 oficiales de la Fuerza Pública trabajan durante cada turno en todo el territorio nacional.