Última Hora

El Ministerio de Educación Pública (MEP) no podrá destruir los cuestionarios de factores asociados, aplicadas el viernes anterior como parte de las pruebas FARO, ni los podrá entregar los padres de los menores que las realizaron.

Así lo ordenó el Tribunal Contencioso Administrativo tras acoger una medida cautelar planteada por el Sindicato de la Judicatura.

“Se le ordena al Ministerio de Educación Pública que se abstenga de extraer información sensible obtenida de los estudiantes y de utilizarla en cualquier archivo informático. Finalmente, se le ordena al MEP que, de forma inmediata y una vez notificada esta resolución, entregue a este tribunal para su resguardo y custodia los cuestionarios factores asociados”, dice la resolución.

En esa polémica evaluación, a los escolares se les consultó, por ejemplo, si su casa es propia, alquilada o prestada, así como los materiales de construcción de dichas estructuras. La información solicitada provocó molestia entre padres, educadores y sindicatos, una ola de críticas que terminó con las renuncias de la ministra Guiselle Cruz y la viceministra académica, Melania Brenes.

El MEP reconoció el error cometido y ordenó no repetir el cuestionario de factores asociados en la próxima convocatoria de FARO, agendada para el mes de diciembre. 

Aunque en un inicio se había informado que los formularios se devolverían a los encargados de los menores, la medida cautelar cambió el panorama.

“El MEP acogerá la medida cautelar dispuesta por el Tribunal Contencioso Administrativo para que se abstenga de eliminar los cuestionarios de factores asociados, aplicados durante las pruebas FARO. EL MEP entregará al Contencioso Administrativo dichos cuestionarios, que serán custodiados de forma confidencial, por dicho tribunal”, informó el departamento de prensa.

Tras la salida de Cruz, el nuevo ministro de Educación Pública es Steven González Cortés, quien se ha desempeñado como viceministro de esa cartera desde hace dos años y medio.