Última Hora

Poco más de 5.000 familias indígenas afectadas por la crisis del COVID-19 recibirán diarios de alimentos.

La entrega ya inició en la comunidad Ngöbe Bugle en Talamanca.

Pero se espera que en una semana se puedan alcanzar todos los territorios indígenas del país que se han visto afectados por la pandemia.

La ayuda humanitaria se realiza en coordinación con los comités municipales de emergencia y comités comunitarios indígenas.

Las ayudas serán entregadas casa por casa gracias a la articulación entre instituciones como Cruz Roja, Bomberos de Costa Rica, CCSS, IMAS, Inder, entre otras.

Siempre en tema de donaciones, la Fuerza Pública se solidarizó con las personas que se están viendo afectadas en la economía familiar.

Policías de Cartago y de La Fortuna en San Carlos, se organizaron y con sus propios salarios decidieron comprar alimentos y productos de primera necesidad.

En la delegación de Guadalupe de Cartago trabajaron en identificar a las familias y en una acción coordinada con la comunidad, juntos recolectaron los productos para ser entregados a vecinos que se han quedado sin trabajo o que se les ha reducido sus ingresos.

Los animales también han recibido ayudas durante la crisis con la coordinación de Abba Animal y Zooave.

Purina Nestlé donó alimentos a 28 casas cunas que atienden a poco más de 1,200 animales.

Las donaciones también se han mostrado bajo la labor humanitaria que muchos realizan.