Última Hora

Las muestras de solidaridad siguen siendo protagonistas en medio de la emergencia que enfrenta el país por el COVID-19.

Esta vez la ayuda viene desde los territorios bribrí–Cabecar en Talamanca.

Más de 20 familias de estas comunidades donaron parte de sus cultivos para ser entregados a las personas que se han visto afectadas por la pandemia.

En total se recolectaron 900 racimos de plátano, 70 racimos de banano y 300 kilos de yuca que se trasladaron desde Talamanca hasta San José.

La fundación Lloverá es la encargada de distribuir los alimentos a las familias que más lo requieren.

Esta iniciativa se suma al esfuerzo de Súper Solidario, una campaña que mediante donaciones económicas se abastece de diarios de comida a la población más vulnerable.

Dentro de los diarios se están incluyendo frutas y verduras para apoyar a los agricultores.

Las personas interesadas en ser parte de esta campaña pueden ingresar al sitio web: supersolidario.cr