Última Hora

El presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, se abstuvo de declarar, este jueves, en la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos, que investiga la compra y contrataciones realizadas por la institución a partir de la emergencia por COVID-19.

Según Macaya, debido a que es parte de la Junta Directiva de la CCSS, constituida como órgano decisor ante las supuestas irregularidades en la compra de insumos, no se puede referir a los hechos.

“Esta condición de ser parte del órgano decisor me obliga a precisar el resguardo de la integridad de los procedimientos durante el debido proceso para que no se generen nulidades. Debo resguardar la confidencialidad de los procedimientos”, dijo Macaya.

El presidente de la CCSS señaló, además, que “me es prohibido referirme a elementos directos o indirectos en los casos en curso o de hacer comentarios que podrían interpretarse como un adelanto de criterio, o que podrían constituirse como parte de las argumentaciones en los asuntos previos pendientes de resolver”.  

La Gerencia de Logística de la institución es la gran cuestionada por la supuesta compra irregular de mascarillas y otros insumos en medio de la pandemia.

La diputada Yorleny León, de Liberación Nacional, cuestionó a Macaya porque en un principio salía mucho en medios de comunicación, pero cuando se ventilaron los cuestionamientos desapareció y "muchos medios cerraban sus ediciones señalando que la Caja no les brindó la información solicitada".

“No lo vimos defender los intereses de la institución al no comparecer en esta Comisión, pero si lo vimos bajar cajas con insumos y esperar las vacunas en el aeropuerto cuando llegaron”, comentó León.

Por su parte, el también liberacionista Carlos Ricardo Benavides señaló que Román Macaya no tiene una prohibición absoluta para rendir cuentas en la comisión.  

“Lo más que puede suceder es que si usted adelanta criterios se tenga que separar del órgano, así que no pasa nada, ni a usted, ni al órgano que representa. Me parece que la recomendación que se le ha dado de abstenerse a declarar no se ajusta a derecho”, indicó Benavides.   

Macaya insistió, por más de dos horas, en no referirse o recalificar los hechos que han salido a la luz.

“Lo que sí puedo decir es que el órgano decisor (Junta Directiva) tiene todo el interés de esclarecer los hechos y tomar las medidas que correspondan para que, si se comprueban todas las irregularidades denunciadas, los responsables paguen por lo sucedido”, dijo Macaya.

Por este caso, el gerente de Logística de la Caja Costarricense de Seguro Social, Luis Fernando Porras Méndez, así como la asesora legal ​María Cristina Díaz Rivera y el asistente de esta gerencia, Hans Vindas Céspedes, están suspendidos de sus cargos mientras continúa la investigación.

La Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos está integrada por los diputados Erick Rodríguez, Yorleny León, Carlos Ricardo Benavides, Shirley Díaz, Melvin Núñez, Ramón Carranza y Otto Vargas.