Última Hora

El ministro de Seguridad, Michael Soto, dijo lamentar mucho el nuevo caso de agresión sexual que se presentó este viernes en el Caribe Sur y del que, insistió, tuvo lugar en una zona muy alejada y solitaria.

El hecho fue reportado en Playa Negra, en Cahuita de Limón, según Soto a entre 15 y 20 kilómetros de la zona a la que las autoridades están dando cobertura precisamente a raíz de los crecientes hechos de violencia contra mujeres en el lugar.

“Lamentamos mucho la situación, se ha hecho un esfuerzo enorme con más recursos en el lugar, pero bueno lamentablemente este hecho se da en un lugar solitario y distante de donde se estaba trabajando. Seguiremos haciendo esfuerzos, trabajando en apoyo con el OIJ para identificar, localizar y detener a la persona o personas involucradas”, dijo el ministro.

En el video enviado a la prensa, Soto insistió en reiteradas oportunidades que el tema de la distancia fue determinante en el caso.

“Se da a una distancia larga, entre 15 y 20 km, lo que imposibilita o no incide sobre el trabajo que estábamos haciendo, pero sí lo hemos tomado con muchísima seriedad para evitar que este tipo de eventos se den y seguiremos valorando y con presencia importante en la zona”, añadió.

Anoche el Instituto Nacional de las Mujeres y su presidenta, Marcelo Guerrero, reaccionaron enérgicos luego de confirmarse este nuevo caso, precisamente en medio de los señalamientos contra las autoridades por su poco trabajo en la zona para prevenir estos casos y el mal abordaje que se han hecho de los mismos y de la situación en el Caribe Sur.

“Repudiamos y condenamos enérgicamente el lamentable acto de violencia sexual sucedido hoy contra una turista en Limón.

“Para una mujer que haya sido víctima de violación narrar el suceso siempre será una situación muy difícil, de ahí que, desde ya, en conjunto con otras entidades, estamos garantizándole el acompañamiento a la víctima, que fue atendida en un centro de salud y recibió los medicamentos que indican los protocolos en estos casos. Como debe entenderse, para protegerla a ella y no entorpecer el proceso, no nos vamos a referir a los detalles del caso”, dijo la institución.

Fuerza Pública aseguró que una vez reportado el incidente se inició el abordaje de la víctima, así como las debidas coordinaciones con la Cruz Roja, el Organismo de Investigación Judicial, el Ministerio Público y el INAMU, para efectos de darle a la víctima todo el soporte necesario.

De momento no ha trascendido si se trata de una ciudadana costarricense o una extranjera.