Última Hora

Este 8 de febrero los estudiantes regresaron a las aulas, oficialmente, apostando por una "modalidad combinada", aprobada por el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Ministerio de Salud.

Desde antes de las 6:30 a. m. los estrictos protocolos sanitarios fueron protagonistas en los centros educativos.

En el caso de la Escuela República de Chile, en Barrio Luján, los padres y madres de familia llegaron en orden para dejar a los estudiantes de quinto y sexto grado.

Debían lavarse las manos antes de ingresar y los encargados no podían entrar, como era costumbre durante el primer día de clases. Además, el distanciamiento se hizo cumplir con señalización en espacios comunes.

Según el director de la escuela, Jorge Morera, la respuesta de los padres y madres de familia fue positiva: pocos decidieron no enviar a sus hijos a clases. Sin embargo, esta opción de no asistir está habilitada en este y otros centros educativos, como directriz del MEP.

La mayoría de los estudiantes asistió con el uniforme regular o el de educación física, fueron contados los que no lo llevaban completo o del todo entraron sin él.

El Ministerio de Educación afirmó que los estudiantes deberán cumplir un horario, ya sea dos o tres días en la presencialidad y el resto de manera virtual.