Oficiales de la Fuerza Pública de Limón cerraron un negocio por venta ilegal de licor y detuvieron dentro del mismo a un sujeto por portar de manera irregular un arma de fuego.

Los hechos ocurrieron en el cantón de Matina.

Además, en esta misma zona los oficiales en conjunto con la municipalidad clausuraron también una sala de juegos ya que funcionaba sin la patente respectiva.

Al dueño de la sala de apellidos Umaña se le emitió una orden sanitaria.

Estos trabajos son desarrollados por el Ministerio de Seguridad Pública, Ministerio de Salud y Municipalidad de Matina ante la emergencia sanitaria que vive el país por el coronavirus.