Última Hora

Algunas flores que quizás durante años han decorado su jardín se convierten hoy en los ingredientes principales de exquisitos platillos.

Precisamente, existe un lugar en Heredia donde cosechan bajo el sistema de invernadero las flores comestibles, se trata de la Finca Agropecuaria Getsemaní, de la Universidad Nacional.

¿Qué le parece la idea de sentarse a la mesa y comer una ensalada floral, acompañar una carne con aderezo hecho a base de flores y finalmente cerrar con un postre de flores? Todo ello cada vez es más frecuente.

Las producciones florales comestibles más conocidas son las rosas y las flores amarillas de las calabazas, pero aunque no lo crean también se pueden preparar buenos platillos con amapolas, claveles y hasta violetas.

Después de probar varias flores, los expertos nos recomendaron recordarle que no todas son comestibles y que aquellas que lo son requieren de cuidados especiales.

Así que ya tiene una nueva opción para utilizar sus plantas, convirtiéndolas en deliciosos platillos acompañados de un buen sabor y un hermoso color.