Última Hora

La ministra de Justicia y Paz Fiorella Salazar le confirmó a Teletica.com que ya el nuevo personal, que será parte de Centro de Atención Interinstitucional (CAI) Terrazas, está listo, se encuentra en la etapa de firma de contratos y abrirá sus puertas a finales de noviembre.

Desde el momento en que la autoridad presupuestaria les aprobó las 745 plazas que serán parte del recinto penitenciario, la institución inició el proceso de reclutamiento. Se recibieron cerca de tres mil currículos de personas.

“En octubre de 2020 abrimos el proceso de reclutamiento, recibimos entre dos mil y tres mil aplicaciones que tuvimos que revisar una a una para empezar la etapa de pruebas y entrevistas. Ahora podemos decir que ya tenemos a la gente lista y estamos firmando contratos, lo cual es un proceso con mucho trámite porque todo se incluye en el sistema de Hacienda y planillas”, dijo Fiorella Salazar.

El bloque principal que incluye unos 600 funcionarios está completo y ahorita están en la etapa de inducción y capacitaciones.

Todas las plazas son nuevas, sin embargo, en algunos casos, como el de especialidades técnicas, se les dio la posibilidad a funcionarios de otros centros penitenciarios que manifestaron interés en trabajar en Terrazas a aplicar para trabajar en el nuevo centro.

“Tenemos un perfilamiento que describe las características de las personas que van a ingresar al centro penitenciario, la Dirección General de Adaptación Social trabaja en ese ejercicio e identificando el perfil de quienes cumplen con lo requerido. Siento que ha sido muy bueno el proceso de contratación y hemos llegado a los objetivos establecidos”, señaló la ministra Salazar.

La ministra de Justicia pone como límite de apertura del CAI Terrazas el martes 30 de noviembre. A partir de ese momento, los privados de libertad iniciarán su ingreso poco a poco porque, por temas de seguridad, no se puede mover a la gente, de todas partes del país, de forma simultánea.

Terrazas albergará a 1.248 privados de libertad, tiene una construcción de 17.000 metros cuadrados y es el más grande del país. Además, cuenta con centro médico, talleres industriales, aulas, biblioteca y un hospedaje para la policía penitenciaria.

“Los privados de libertad que albergará el centro serán muy bien analizados y deberán de cumplir con ciertos requisitos. Ya nos encontramos en esta etapa porque no será cualquiera el que ingrese”, argumentó Fiorella Salazar.

Para la jerarca, esta obra marca un precedente en el país en cuanto a infraestructura penitenciaria y es, desde ya, el modelo a seguir para nuevas cárceles en el país.

Considera, además, que es una construcción por la cual los costarricenses deben sentirse orgullosos, porque no solamente es la más moderna, sino que cumple con todos los requisitos internacionales en temas de seguridad.

“Este centro va a hacer un modelo a seguir para nuevas construcciones. Todas las buenas prácticas que este tiene como el ancho de las paredes, tipo de suelo, monitoreos, el grosor de los vidrios y demás materiales de la infraestructura, cumplen con estándares internacionales que no solo lo hacen ver bonito, sino que a nivel del trabajo de la policía es más seguro”, añadió la ministra.

El "libro blanco" que empieza con Terrazas

Con la construcción de Terrazas, Justicia ha creado un "libro blanco" de infraestructura penitenciaria para potenciar nuevas construcciones carcelarias.

El ministerio realizó una guía desde cero que reúne los estándares mínimos constructivos funcionales para los nuevos centros penitenciarios en Costa Rica.

Este "libro blanco" suma la experiencia de Terrazas, pero se alinea con los estándares penitenciarios que se requieren tanto para los privados de libertad como para el personal.

“Este centro va a hacer un modelo a seguir para nuevas construcciones. Me sienta muy orgullosa y no lo digo solo como ministra sino también como costarricense por lo que se le deja y recibe el país”, agregó Fiorella Salazar.

CAI Terrazas

Su construcción terminó a finales de 2020, pero le fue entregada a Justicia a principios de este 2021 y se convirtió en la obra penitenciaria más importante del país en los últimos 20 años.

La falta de presupuesto imposibilitó, durante todo este tiempo, el uso de las nuevas instalaciones.

La inversión para la realización de esta obra fue de $24 millones y se levantaron 82 edificaciones.

Está ubicado en San Rafael de Alajuela. 

Youtube Teletica