Última Hora

En Costa Rica, el cigarro es el causante de más de la mitad de las muertes por enfermedades cardiovasculares y cáncer: cada día mueren 10 personas por males relacionados con el tabaco.

Por esta razón, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) apunta todos sus esfuerzos a prevenir el tabaquismo en los jóvenes, una de las poblaciones más vulnerables.

Por medio de publicidad en medios y redes sociales, así como con alianzas para potenciar las actividades artísticas y culturales, la institución iniciará la ofensiva anti-tabaco que se extenderá hasta el año 2017.

Esta estrategia se financiará con los recursos que recibe la institución por medio de la ley anti-tabaco. Adicionalmente, la Caja pondrá en marcha un plan para el abordaje de adicciones.

Este permitirá brindar atención integral y oportuna dentro de la red de servicios de la institución, con el objetivo de reducir hasta en un 40 por ciento la cifra de fumadores, que en el país ronda los 480 mil.

Cada año la caja invierte más de 89 mil 600 millones en la atención de enfermedades relacionadas con el tabaco.