Última Hora

Tras casi 5 años este martes inició un juicio en los tribunales de Puntarenas contra varios pescadores sorprendidos con un cargamento de aleta de tiburón en la isla del coco.

La embarcación Estefany matrícula PG 5007 fue sorprendida por guardaparques de la Isla del Coco.

La acción de las autoridades ocurrió en el 2012 cuando detectaron varias embarcaciones dentro del área marítima protegida.

Dieron seguimiento a una de ellas y encontraron gran cantidad de aletas de tiburón, algunas sin el vástago.

Los tripulantes fueron detenidos y presentados a la Fiscalía de Puntarenas.

Después de casi cinco años y debido a engorrosos procesos es hasta este martes que comenzó el juicio en los tribunales de Puntarenas.

Dos guardaparques declararon sobre el decomiso realizado en el 2012.

Según ellos tienen pendientes aún otros dos juicios también por decomisos de aleta de tiburón y  pesca ilegal.