Última Hora

Kerlyn González tenía un año de practicar buceo cuando, en el 2019, tuvo un accidente acuático que le costó su brazo derecho.

"Tuve el accidente en Flamingo. Estaba buceando y una embarcación de pesca deportiva me pasó por encima, el barco amputó mi brazo derecho", contó a Teletica.com.

La oriunda de Buenos Aires de Puntarenas vivía en Guanacaste, pero tuvo que devolverse a la Zona Sur para su rehabilitación.

"Tenía 25 años en ese momento. Fue una etapa de recuperación muy difícil. Tuve que dejar mi trabajo en Guanacaste y volver al Sur, para que mi familia me apoyara porque fue volver a comenzar de cero, volver a aprender a escribir, bañarme, comer, entre otros", dijo.

Pasión sigue intacta

El haber sufrido este desafortunado accidente no afectó el amor que siente González por el buceo y el océano.

"La primera vez que buceé, me di cuenta que era algo a lo que quería dedicar mi vida. Me hace muy feliz y, a través del buceo, uno puede ayudar a los océanos y hacer conciencia sobre cuidar el mar. Cuando uno bucea, vivimos en un solo planeta, pero tenemos más de un mundo en este planeta. Después del accidente, siempre sentí que quería volver al mar, a pesar de que me pasó esto, seguía viva y quería volver al agua", agregó la joven deportista. 

A los cuatro meses del suceso, los doctores le dieron el visto bueno para regresar al mar; sin embargo, no fue lo mismo con un solo brazo.

"Me estoy yendo de lado porque estoy haciendo toda la fuerza con el brazo izquierdo. Me duele la espalda y la muñeca por el peso del tanque. Hago monitoreo de arrecifes, entonces tengo que presionar la tabla con el muñón para poder escribir los datos y con la flotabilidad es muy difícil. No he podido hacer las cosas como yo he querido, por eso quiero una prótesis enfocada en bucear", relató.

González no tiene los recursos para viajar a España o Estados Unidos para que le diseñen una prótesis de $20.000, sin embargo, la empresa nacional de diseño Di Amíti se enteró de su historia y la quiere ayudar. "Las chicas de Di Amíti escucharon mi historia y quisieron ayudarme, entonces empezaron a diseñarme una prótesis".

Están realizando las piezas en una impresora 3D, pero necesitan $3.000 para poder finalizarla. "Esta tiene varios requisitos: que me ayude a instalar el equipo de buceo, que no fuera muy robusta, que no tenga arnés, que me ayude a subir y bajar escaleras".

¿Cómo ayudarla  a cumplir su sueño?

Durante este miércoles, de 7:30 a. m. a 5 p .m., se estarán recibiendo donaciones, las cuales se podrán realizar de las siguientes maneras:

  • ​Sacando una cita para uno de los tratamientos en la Clínica de Fisioterapia, a través del número 2549-0280. El costo es de ₡15.000.
  • De forma presencial en la Universidad de Ciencias Médicas, donde podrá dejar su donación en las alcancías.
  •  Haciendo un SINPE Móvil directamente a Kerlyn González, al número 8757-6538.

Entre las personas que efectúen su donación, se rifarán diversos premios.