Última Hora

Uno de los líderes del movimiento Rescate Nacional, José Miguel Corrales, aseguró que el narcotráfico ha penetrado los bloqueos que se mantienen en carretera. 

Así lo aseguró en una conferencia de prensa realizada, este martes, en la Fundación para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos Costa Rica.

"Este movimiento lo integran distintos sectores de nuestro país: los agricultores, los pescadores, etc., gente trabajadora. En estos momentos, estos piquetes que hay a lo largo de la carretera están siendo penetrados por el narcotráfico y el señor presidente hace oídos sordos. ¡Por Dios! ¿Qué nos pasa?", dijo Corrales. 

El exdiputado y excandidato presidencial reconoció que existen "filtraciones graves" en las manifestaciones ciudadanas y volvió a señalar al presidente, Carlos Alvarado, por su silencio. 

“En todos los términos, hemos dicho al señor presidente que esto tiene que resolverse lo antes posible, pero lo antes posible ayer. ¿Por qué? Porque si el movimiento se nos va de las manos, es un caos horroroso lo que se le produce", agregó.

"¿No considera que ya se le fue de las manos?", le cuestionó una periodista.

"Ojalá que no, porque esto sería sumamente grave", respondió el dirigente.

Diálogo inexistente

Corrales aprovechó el más reciente encuentro con la prensa para confirmar que el Gobierno de la República no ha dado respuesta a un documento que establece "condiciones mínimas" para instaurar una mesa de diálogo. 

En total, el grupo definió 14 puntos necesarios para negociar y, posteriormente, levantar los bloqueos en carretera. Se citan a continuación:

  • Que se instale una mesa bilateral entre el Gobierno de la República y le Movimiento Rescate Nacional.
  • Que sea una mesa única, no mesas temáticas.
  • Que se realice un campo neutral, no en Casa Presidencial, facilitado por la Iglesia Católica.
  • Tiene que abrir la mesa el presidente de la República.
  • Debe ser en horas diurnas, no nocturnas.
  • Los acuerdos a los que se llegue deben ser conocidos por las bases del movimiento para su aprobación.
  • Debe cesar el desalojo violento de los puntos de manifestación.
  • Por no ser necesario en este momento y existen otras alternativas, que se descarte un convenio con el FMI en la presente administración.
  • No se debe contemplar la venta de activos ni más impuestos indirectos.
  • Que no haya procesamientos penales ni sanciones disciplinarias o administrativas para los manifestantes del Movimiento.
  • Dadas las circunstancias y gravedad de la situación del país, pedimos que la mesa de negociación se instale el miércoles 7 de octubre a las 10:00 a. m.
  • Que un representante de la Iglesia Católica participe en calidad de garante y vigilante en la ejecución de los acuerdos en la negociación.
  • El movimiento en los puntos de encuentro ciudadano se levantará hasta que se firmen los acuerdos de la negociación.
  • El Poder Ejecutivo facilite la colaboración de los demás poderes de la República para la construcción y ejecución de los acuerdos. Para tal efecto, el presidente de la República invite a los presidentes de los supremos poderes.

"¿Por qué no se sienta (el Presidente)  y dice 'eso no puede ser, eso sí puede ser', nada puede ser o todo puede ser, cuál es el problema? ¿Por qué no quiere responder? Ya no es a nosotros, es al obispo (Arzobispo de San José), es a la Comisión de Derechos Humanos, es al pueblo costarricense en las calles", manifestó Corrales.